Primera Guerra Mundial, 1914-1918

Primera Guerra Mundial, 1914-1918


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Primera Guerra Mundial, 1914-1918

Causas de la guerrafrente occidentalFrente OrientalLos balcanesFrente italianoGuerra contra TurquíaLa guerra en el marLa pazLectura sugerida


Causas de la guerra


El período anterior a la Primera Guerra Mundial fue de creciente tensión entre las potencias europeas. La decadencia del Imperio turco había sido la causa de muchos, con varias partes del Imperio arrebatadas por las principales potencias, mientras que en los Balcanes los turcos se habían visto obligados a retroceder casi hasta las puertas de Constantinopla. Una segunda causa de fricción fue la decadencia percibida de la monarquía dual de los Habsburgo de Austria y Hungría, cuando la mayoría de los eslavos lucharon por la independencia o por un papel más importante en el gobierno, mientras que las élites austriacas y húngaras defendían el statu quo, dirigido por el emperador de edad avanzada, Franz-Joseph, una fuerza para la autocracia y la tradición. El principal aliado de Austria fue la recientemente unificada Alemania, siempre preocupada por las posibles ganancias de Rusia a medida que Austria se debilitaba, especialmente en los Balcanes. Los alemanes también participaron en una carrera armamentista naval con Gran Bretaña, lo que a su vez acercó a Gran Bretaña a Francia y, por lo tanto, a su aliado Rusia. A pesar de todas las posibles causas de tensión, Europa en 1914 parecía más pacífica que durante algunos años. Sin embargo, el 28 de junio de 1914, el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria, fue asesinado a tiros por Gavrilo Princip, un terrorista serbio, mientras visitaba Sarajevo. El estado de ánimo en Austria ya era hostil hacia Serbia, y ahora se volvió hacia la guerra. Los austriacos estaban seguros de que el gobierno serbio había estado involucrado de alguna manera en el asesinato y, aunque no se sabe con certeza hasta qué punto era cierto, el líder de los terroristas también era jefe de la inteligencia serbia.

El 23 de julio, Austria entregó una nota al gobierno de Serbia que, de estar de acuerdo, casi habría puesto fin a la independencia de Serbia. Este ultimátum incluía diez puntos. Los serbios solo rechazaron completamente uno de los puntos, que pedía que los funcionarios austriacos participaran en las investigaciones serbias sobre el asesinato. La razón oficial era que la constitución serbia no lo permitía, pero también existía el temor de que se descubrieran los vínculos entre algunos miembros del gobierno y los asesinos.

Algunos de los otros nueve puntos fueron aceptados sin ninguna condición, pero en otros casos solo aceptaron parcialmente las demandas austriacas, en particular requiriendo pruebas donde los austriacos esperaban obediencia incondicional a todas las demandas futuras sobre propaganda anti-austro-húngara o la remoción de individuos nombrados. del servicio público. Algunas de las condiciones serbias parecen perfectamente razonables, pero otras podrían haberse utilizado fácilmente para negar el acuerdo: las promesas anteriores de Serbia de detener la propaganda anti-austriaca o el contrabando de armas a Bosnia no habían tenido mucho efecto. En cualquier caso, los austriacos ya habían decidido que solo sería aceptable una aceptación incondicional de su ultimátum. Cuando los serbios entregaron su respuesta, el representante de Austria entregó un mensaje preparado de antemano negándose a aceptar sus límites. El 28 de julio de 1914, el Imperio Austro-Húngaro declaró la guerra a Serbia.

Ahora el sistema de alianzas entró en juego. El 30 de julio, Rusia inició la movilización. Como reacción, Alemania declaró la guerra a Rusia el 1 de agosto. Al día siguiente, Alemania invadió Luxemburgo y exigió el paso libre a través de Bélgica. El 3 de agosto, Bélgica rechazó la demanda alemana, Alemania declaró la guerra a Francia y Gran Bretaña se comprometió a apoyar a Bélgica. El 4 de agosto se rechazó un ultimátum británico a Alemania, y Gran Bretaña declaró la guerra a Alemania, mientras que Alemania declaró la guerra a Bélgica y lanzó una invasión de Bélgica. Finalmente, el 5 de agosto Austria declaró la guerra a Rusia y había comenzado la Primera Guerra Mundial.

El frente occidental

1914

Los planes alemanes para una guerra de dos frentes contra Francia y Rusia se basaron en el Plan Schlieffen, que, confiando en los franceses para atacar a Alemania de inmediato a través de Alsacia y Lorena, pidió un ataque alemán masivo a través de Bélgica en el norte de Francia, tomando París y cortando fuera de los ejércitos franceses, ganando así la guerra en el oeste antes de volverse para hacer frente a la lenta movilización rusa. Sin embargo, el general von Moltke, el comandante alemán, había manipulado el plan, debilitando la fuerza del golpe en el ala derecha y reduciendo la distancia en Alemania que permitiría que avanzara el ataque francés. Por lo tanto, cuando los franceses, como se esperaba, lanzaron su ataque (Batalla de Lorena, 14-22 de agosto de 1914), no pudieron hacer ningún progreso e incluso pronto estuvieron ellos mismos en peligro. Así, los ejércitos franceses estaban más al oeste de lo que requería el plan alemán. Otro factor que no se consideró adecuadamente en el plan fue que Gran Bretaña se uniría a la guerra contra la violación de la neutralidad de Bélgica. Las tropas alemanas que avanzaban fueron las primeras en descubrir la Fuerza Expedicionaria Británica, un ejército pequeño pero profesional, que encontraron en la batalla de Mons (23 de agosto de 1914), donde las tropas británicas cobraron un alto precio a los alemanes antes de que los británicos se vieran forzados. a retirarse. Sin embargo, el avance alemán seguía yendo bien. Sin embargo, el comandante francés, el general Joseph Joffre, manejó su batalla mejor que Moltke manejó la suya. Reaccionando a los inesperados ataques alemanes, Joffre ajustó sus ejércitos para resistir a los alemanes, y a finales de agosto el plan Schlieffen, con su objetivo de pasar al oeste de París, ya había sido abandonado en la práctica, ya que los ejércitos alemanes se preparaban para pasar. al este de la ciudad.

Esto dejó al flanco derecho alemán expuesto a las tropas que pudieran salir de París. Del 5 al 10 de septiembre, los franceses lanzaron su contraataque: la batalla del Marne. Al final de esta batalla, que incluyó algunas tropas llevadas al campo de batalla en taxi desde París, el ataque alemán había fracasado y se retiraron hacia lo que se convertiría en la línea estable de la guerra de trincheras durante la mayor parte de la guerra. Durante el mes siguiente, ambos bandos participaron en la Carrera al Mar (del 15 de septiembre al 24 de noviembre), cada uno con la esperanza de flanquear al otro antes de que la línea de trincheras llegara al mar. El último ataque alemán contra los puertos del Canal fue detenido por el BEF en la Primera Batalla de Ypres (30 de octubre al 24 de noviembre de 1914), que casi destruyó al BEF, pero también impidió que los alemanes llegaran a los puertos. Las trincheras ahora marchaban desde el Mar del Norte hasta la frontera suiza. Toda movilidad desapareció desde la guerra en el frente occidental hasta 1918.

1915

El segundo año de la guerra vio a ambos lados desesperados por romper la línea de trincheras y reanudar la guerra de maniobras. Cuando comenzó el año, los franceses participaron en la Primera Batalla de Champagne (20 de diciembre de 1914-30 de marzo de 1915), un intento decidido de recuperar el territorio francés en poder de los alemanes. En la segunda batalla de Ypres (22 de abril-25 de mayo), los alemanes introdujeron gas envenenado en la guerra, pero a pesar del impacto inicial, espantoso, del gas, progresaron muy poco al no haber proporcionado suficiente apoyo para su nueva arma. , y durante el resto del año una serie de ataques fallidos siguieron uno tras uno. El 17 de diciembre, el mariscal de campo French fue reemplazado por el general Sir Douglas Haig como comandante de la BEF.

1916

Este año estuvo dominado por dos grandes batallas en el frente occidental. La ciudad y fortaleza de Verdún, en manos francesas, formó un saliente en las líneas alemanas. Falkenhayn, ahora comandante alemán, decidió utilizar Verdún para desangrar a los franceses y el 21 de febrero comenzó su asalto a la fortaleza (batalla de Verdún, 21 de febrero al 18 de diciembre de 1916). Durante los primeros días de la batalla, parecía que Verdún caería, pero Joffre decretó que la ciudad no caería y envió al general Henri Petain para que la retuviera. Mientras que los alemanes se detuvieron en sus primeros objetivos, Petain pudo trasladar refuerzos de hombres y equipo a la ciudad. Pétain se las arregló para organizar una línea de suministro que discurría por una única carretera secundaria. La lucha fue encarnizada y muy costosa, con un coste de 542.000 bajas francesas y 434.000 alemanas. Cuando terminó la batalla, los franceses habían recuperado casi todo el terreno perdido en los ataques iniciales alemanes, mientras que Falkenhayn había sido reemplazado por el equipo de Hindenburg y Ludendorff, famoso después de las victorias en el este, que decidió pasar a la defensivo en el oeste.

Mientras Verdún se comía la fuerza francesa, los británicos tuvieron que lanzar la ofensiva que se había planeado para 1916. En consecuencia, después de una semana de bombardeo de artillería, la infantería británica atacó las líneas alemanas (batalla del Somme, 24 de junio de 13 Noviembre de 1916). En el asalto inicial el 1 de julio, el ejército británico sufrió 19.000 muertos y 41.000 heridos, siendo la mayor pérdida de un día en la historia del ejército británico. La batalla continuó durante cuatro meses y logró algunos avances, incluida la ruptura de la segunda línea de defensa alemana el 13 de julio, lo que permitió el último uso de la caballería en el frente occidental, y también desvió algunas tropas alemanas de Verdún, pero el costo humano fue espantoso. Los británicos sufrieron 420.000 bajas, los franceses 195.000 y los alemanes 650.000, la mayoría en inútiles contraataques propios. Mientras que los aliados solo avanzaron ocho millas durante toda la batalla, los alemanes perdieron la flor y nata de sus experimentados oficiales de unidades pequeñas: los suboficiales, una pérdida insustituible.

1917

Los alemanes comenzaron 1917 retrocediendo hacia una nueva línea defensiva (conocida por los aliados como la Línea Hindenburg), donde el frente se estabilizó el 5 de abril, destruyendo el territorio que estaban abandonando. Los aliados obtuvieron un impulso, con la declaración de guerra de Estados Unidos (6 de abril de 1917), pero eso tardaría en surtir efecto. Mientras tanto, el nuevo comandante francés, el general Nivelle, planeó una ofensiva general que, afirmó, ganaría la guerra. Esto comenzó con la Batalla de Arras (9-15 de abril), una victoria británica menor, más conocida por la batalla de Vimy Ridge (9-13 de abril), un ataque bien planeado que vio al Cuerpo Canadiense luchar juntos por primera vez.

Nivelle lanzó entonces su principal ofensiva (16-20 de abril). Los alemanes estaban totalmente al tanto de los planes de Nivelle, de hecho, se había estado jactando de ellos durante algún tiempo, y los ataques franceses fueron un fracaso total y costaron 120.000 bajas. Los ejércitos franceses habían tenido suficiente, y entre el 29 de abril y el 30 de mayo estallaron motines generalizados en el ejército francés, que se negó a participar en más operaciones ofensivas. Durante dos semanas, las partes francesas de la línea estuvieron casi sin defensores, pero una combinación de censura asombrosa y ataques británicos en el norte impidió que los alemanes se enteraran de la debilidad hasta que pasó. Ahora Haig decidió atacar por su cuenta. El 7 de junio, tras la explosión de una mina que se podía oír en Londres, los británicos tomaron Messines Ridge (batalla de Messines, 7 de junio de 1917). Esto permitió el lanzamiento de la Tercera Batalla de Ypres (Passchendaele), del 31 de julio al 10 de noviembre de 1917. Esto fracasó por dos razones. Primero, los largos preparativos y el bombardeo habían dado a los alemanes tiempo para construir sus defensas a gran profundidad. En segundo lugar estaba el terreno de Flandes, bajo y húmedo en el mejor de los casos, los días de lluvia combinados con el bombardeo habían convertido el campo de batalla en un pantano. Los hombres que se caían de los caminos hechos sobre el barro con frecuencia se ahogaban en el barro bajo el peso de su propio equipo. Finalmente, después de capturar Passchendeale, la batalla terminó, habiendo ganado 5 millas a un costo de 300,000 bajas. Sin embargo, el año terminó con las primeras señales de cambio. En la batalla de Cambrai (20 de noviembre-3 de diciembre), Haig lanzó el primer gran asalto con tanques de la guerra, con 200 tanques. No hubo bombardeo preliminar y se logró la sorpresa. Los tanques hicieron un avance de cinco millas de profundidad a lo largo de un frente de seis millas, pero no hubo apoyo adecuado, y los alemanes pudieron sellar la brecha antes de que se pudiera causar algún daño grave.

1918

Cuando se inauguró 1918, el cambio estaba en el aire. La derrota de Rusia significó que un gran número de soldados alemanes experimentados ahora eran libres de moverse al frente occidental, mientras que para los aliados un número creciente de tropas estadounidenses estaba llegando a Europa. El plan aliado para el año era permanecer a la defensiva hasta que los estadounidenses permitieran un ataque. Ludendorff pudo ver esto, y vio que Alemania solo esperaba ser un bloque eliminatorio a principios de 1918, antes de que los estadounidenses pudieran desempeñar un papel. Entre marzo y julio, Ludendorff lanzó cinco grandes ofensivas, que amenazaron con romper las líneas aliadas, pero nunca lo hicieron (Somme, Lys, Aisne, Noyon-Montdidier y Champagne-Marne). Los alemanes pronto se encontraron lanzando ataques sin un propósito general y luchando por avanzar sobre la tierra que ellos mismos habían devastado en 1917. En julio, los ataques alemanes se habían detenido y el estado de ánimo en el mando alemán era de gran abatimiento. Mientras tanto, los aliados finalmente habían establecido un comando combinado, bajo Ferdinand Foch, lo que permitió una guerra mucho más coordinada. Los aliados ahora tomaron la ofensiva (los Cien Días). El 8 de agosto, se inició la ofensiva de Amiens, con un breve bombardeo seguido de un ataque combinado de tanques e infantería, que obligó a los alemanes a retroceder ocho millas, en lo que Ludendorff llamó el "día negro" del ejército alemán. En la lucha que siguió, los alemanes se vieron obligados a regresar a la línea Hindenburg. A principios de octubre, los aliados pudieron mantener la presión a lo largo de la línea, tomando la línea Hindenburg y obligando a los alemanes a retirarse. Aunque esta etapa final de la guerra vio los mayores avances, también vio algunos de los combates más feroces. Ahora, Alemania comenzó a desmoronarse. En casa, la revolución estalló en todo el país, mientras que en el frente se desmoronó la resistencia. Las primeras solicitudes de armisticio se produjeron el 6 de octubre y, tras las negociaciones del 7 de noviembre, se firmó el armisticio en la mañana del 11 de noviembre, y los combates cesaron a las 11 de la mañana. La guerra terminó.

El frente oriental

1914

Al estallar la guerra, los alemanes planearon una guerra defensiva contra los rusos, con una lenta retirada defensiva hasta que los franceses fueran derrotados y los alemanes pudieran volverse para tratar con los rusos. Por el contrario, los austriacos comenzaron con un plan ofensivo basado en ataques a la Polonia rusa. Los resultados fueron muy diferentes. En Prusia Oriental, el primer y segundo ejércitos rusos hicieron un progreso inicial, aunque el primer ejército se detuvo temporalmente en la batalla de Stalluponen (17 de agosto de 1914). Después de una batalla empatada (Gumbinnen, 20 de agosto de 1914), los comandantes alemanes fueron reemplazados por el general Paul von Hindenburg, con el general Erich Ludendorff como su jefe de personal. Primero, se movieron contra el Segundo Ejército Ruso. En la batalla de Orlau-Frankenau (24 de agosto), los rusos fueron detenidos durante un día, después de lo cual los alemanes se retiraron y los rusos avanzaron hacia Tannenberg. Dos días después, en la batalla de Tannenberg (26-31 de agosto de 1914), los rusos fueron rodeados y todo el Segundo Ejército se rindió. Ahora, los alemanes se movieron contra el Primer Ejército Ruso, atrapándolos del 9 al 14 de septiembre en la batalla de los Lagos de Masuria, aunque esta vez los rusos no fueron rodeados y parte del ejército escapó.

La campaña de Austria tuvo menos éxito. Los austriacos cruzaron a la Polonia rusa el 23 de agosto, pero después de una serie de batallas fueron derrotados en Rava Ruska (3-11 de septiembre de 1914), una victoria rusa decisiva, que obligó a los austriacos a retroceder unos cientos de millas, hasta las montañas de los Cárpatos, muy adentro. las fronteras de antes de la guerra. Alarmados, los alemanes trasladaron un ejército al flanco austríaco, donde hicieron campaña en el suroeste de Polonia, y después de la batalla de Lodz (11-25 de septiembre) detuvieron los planes rusos de invadir la Silesia alemana, la principal fuente alemana de minerales.

1915

Hindenburg comenzó 1915 con una gran ofensiva de invierno (enero-marzo), que tuvo un éxito limitado. Sin embargo, la ofensiva alemana de primavera-verano (mayo-agosto) tuvo mucho más éxito. Entre el 2 de mayo y el 27 de junio, el avance de Gorlice-Tarnow vio derrumbarse el saliente ruso en Polonia. Varsovia cayó a principios de agosto y, al final del avance, los rusos se habían visto obligados a retroceder unas trescientas millas, aunque el gran duque Nicolás pudo mantener unidos a sus ejércitos, a cambio de lo cual fue despedido y reemplazado por el zar Nicolás. Yo en persona. Al final del año, la línea se había estabilizado nuevamente, con el invierno deteniendo todos los combates.

1916

La principal característica de la lucha en el frente oriental en 1916 fue la Ofensiva Brusilov (4 de junio al 20 de septiembre de 1916). Una ofensiva general rusa planificada no se llevó a cabo, pero la mayor parte del sur, destinada a ser un ataque de apoyo, sí se llevó a cabo. El general Brusilov, uno de los generales rusos más capaces, lanzó lo que para los estándares de 1916 fue una campaña muy poco ortodoxa, lanzada a lo largo de toda su línea y sin el bombardeo masivo normal. Las tropas austriacas a las que se enfrentaba fueron tomadas totalmente por sorpresa, y por un momento pareció que podría eliminar a Austria de la guerra, pero la ofensiva pronto se estancó. Su amplio frente y recursos limitados significaron que Brusilov no tenía nada con lo que seguir sus éxitos, mientras que un número creciente de tropas alemanas acudió en ayuda de los austriacos, y finalmente Brusilov se vio obligado a retroceder a sus líneas originales por la pérdida de 1,4 millones de bajas.

1917

El frente oriental en 1917 estuvo dominado por la Revolución Rusa y sus secuelas. Después de la revolución del 12 de marzo, el nuevo gobierno se comprometió a apoyar a los aliados, pero solo 2 millones de deserciones en marzo y abril, combinados con los esfuerzos de los comunistas para destruir la eficacia del ejército, hicieron que fracasara una ofensiva final de verano. El desarrollo militar más importante del año fue la Ofensiva de Riga del 1 de septiembre de 1917. Esta fue comandada por el general Oscar von Hutier, y vio la primera aparición de lo que se conoció en Hutier Tactics. Estos implicaron abandonar el bombardeo masivo, reemplazándolo con una corta ráfaga de fuego seguida rápidamente por ataques de infantería, enmascarados por humo y gas, que impidieron que los puntos fuertes enemigos fueran efectivos. La infantería pasó por alto los puntos fuertes, dejándolos para las tropas de seguimiento, y siguió moviéndose, evitando que el enemigo se reformara. Estas tácticas se utilizaron durante las ofensivas de 1918. Mientras tanto, los acontecimientos en Rusia continuaron y el 7 de noviembre la revolución bolchevique llevó a Lenin al poder. Inmediatamente solicitaron la paz y el 15 de diciembre firmaron el Armisticio de Brest Litovsk, entregando vastas áreas de tierra a los alemanes y poniendo fin a la guerra en el este, aunque durante las negociaciones que siguieron al Armisticio los alemanes iniciaron un avance hacia el este el 18 de febrero. , seguida rápidamente por la paz de Brest Litovsk, que confirmó los términos de la rendición rusa.

Los balcanes

La guerra en los Balcanes fue de carácter diferente a la mayor parte del resto de la guerra. Aquí, en lugar de largas batallas de desgaste, hubo una serie de campañas más breves y normalmente decisivas con resultados claros. Toda la guerra había comenzado con la declaración de guerra austro-húngara contra Serbia el 28 de julio de 1914. Dos semanas más tarde, los austriacos lanzaron una invasión de Serbia más al oeste de lo que los serbios habían esperado y los tomaron por sorpresa. Aun así, la respuesta serbia fue tan feroz (batalla del Jadar, 12-21 de agosto de 1914), que los austriacos se vieron obligados a retirarse a Austria. Los austriacos lanzaron otro ataque el 7 de septiembre, y después de que los serbios no pudieron hacerlos retroceder (batalla de Drina, 8-17 de septiembre de 1914), pudieron tomar Belgrado (2 de diciembre). Ese fue el punto culminante del éxito de Austria en 1914, y el 3 al 9 de diciembre (batalla de Kolubra), los austriacos, atrapados contra un río inundado, fueron nuevamente expulsados ​​de Serbia. Sin embargo, una epidemia de tifus azotó a Serbia, debilitando al ejército e impidiendo que llegaran nuevos suministros. Sin embargo, poco pasó durante casi un año. Sólo cuando Bulgaria finalmente se unió a la guerra, del lado de las potencias centrales, el 14 de octubre de 1915, se lanzó un nuevo ataque contra Serbia. Anticipándose a esto, las potencias centrales habían lanzado su ataque el 6 de octubre. Con Bulgaria adentro, tenían 600,000 hombres involucrados, el doble de los que Serbia podía reunir, y a fines de noviembre Serbia fue invadida, y el ejército serbio emprendió una peligrosa retirada sobre las montañas albanesas hacia Salónica, donde la todavía neutral Grecia había permitido los aliados desembarcaron un ejército para ayudar a Serbia. Finalmente, los serbios fueron llevados en barco a Corfú, mientras que las tropas aliadas en Salónica se establecieron durante un largo período de inactividad. El siguiente en involucrarse fue Rumania, finalmente tentada a unirse al bando aliado el 27 de agosto de 1916, con promesas de grandes ganancias territoriales a expensas de Austria. Después de los ataques iniciales a Transilvania, fueron invadidos por ejércitos alemanes y búlgaros. Bucarest cayó el 6 de diciembre y, a finales de 1916, el ejército rumano se exilió en Rusia. 1917 vio pocos combates, pero vio la entrada de Grecia en la guerra del lado aliado el 27 de junio de 1917, esta vez con efectos menos desastrosos. De hecho, todo el frente permaneció en silencio hasta finales de 1918. Para entonces, Bulgaria estaba en graves problemas, con la escasez de alimentos que afectaba incluso a las tropas de primera línea que se enfrentaban a Salónica, y cuando los aliados lanzaron su ataque en septiembre (Batalla de Vardar, 15 -29 de septiembre de 1918), el ejército búlgaro se derrumbó. El 29 de septiembre de 1918, Bulgaria firmó un armisticio y, cuando Austria se rindió, los aliados habían liberado los Balcanes y se preparaban para invadir Hungría.

El frente italiano

Antes de la guerra, Italia había formado parte de la Triple Alianza con Alemania y Austria. Sin embargo, en 1914 Italia permaneció neutral, alegando que su alianza solo era válida si Austria había sido atacada, y como Austria misma había comenzado la guerra, esto no contaba. Luego, ambas partes tomaron parte en una diplomacia frenética en un intento por ganar el apoyo italiano. Aquí los aliados tenían una gran ventaja, ya que todas las demandas de Italia estaban a expensas de los austriacos, por lo que los aliados podían estar felices de acompañarlos. La principal causa de disputa entre Italia y Austria fue sobre el Trentino, una gran área poblada por italianos, centrada en la ciudad de Trento, que se adentraba profundamente en el norte de Italia. Así, el 23 de mayo de 1915 Italia se unió a la guerra del lado de los aliados. Toda la frontera austro-italiana era montañosa. Las únicas áreas posibles para la lucha eran alrededor del saliente de Trentino, o al este sobre el valle del Izuno. Con los austriacos felices de permanecer a la defensiva, los italianos lanzaron un ataque contra el Trentino tan pronto como se declaró la guerra, pero pronto se encontraron con las defensas austriacas que detuvieron cualquier avance hasta muy tarde en la guerra. Así, los principales ataques italianos se produjeron en el este, donde una serie de batallas de Izuno ganó poco terreno a un gran costo (1º-4º Izuno en 1915, 5º-9º en 1916 y 10º Izuno a principios de 1917. Finalmente, en 1917 11º Izuno (18 de agosto-15 de septiembre de 1917), los italianos finalmente hicieron un gran avance, lo que provocó que los austriacos pidieran ayuda a Alemania. Con la ayuda de las tropas alemanas, los austriacos lanzaron la batalla de Caporetto (12 de Izuno) (24 de octubre de 12 Noviembre), que hizo retroceder a los italianos por millas, hasta el saliente de Trentino, antes de quedarse sin fuerza. La batalla fue un desastre para Italia, pero la nueva línea pronto se estabilizó, y en 1918 los alemanes retiraron sus tropas del frente, esperando que los austríacos pudieran hacer frente a Italia por su cuenta ahora que el frente ruso estaba ganado. Una ofensiva de verano austríaca falló (Batalla de Piave), e Italia lanzó su propio ataque (con la ayuda de tropas británicas y francesas) en octubre (batalla de Vittorio Veneto, 24 de octubre al 4 de noviembre de 1918). Después de la resistencia inicial, el ejército austríaco se derrumbó y los italianos hicieron grandes progresos, antes de que Austria firmara un armisticio (3 de noviembre), poniendo fin a los combates al día siguiente. A pesar de algunos éxitos aparentes, el frente italiano había desangrado al Imperio Austro-Húngaro y, en unos meses, todo el edificio se derrumbó.

Guerra contra Turquía

Turquía se unió a la guerra del lado de las potencias centrales el 29 de octubre de 1914, con un bombardeo naval de los puertos rusos en el Mar Negro. Esto tuvo el efecto inmediato de negar a los aliados cualquier acceso a Rusia a través de los Dardanelos, impidiéndoles proporcionar ayuda material seria a su aliado. Los aliados no tomaron en serio a Turquía como potencia militar y esperaban un rápido colapso del "hombre enfermo de Europa". Estarían decepcionados. El esfuerzo de guerra turco fue comandado por Enver Pasha, ministro de guerra y vice-generalísimo (bajo la figura del sultán Mehmet V), sólo 32 en 1914. La parte turca de la guerra se libró en varios frentes.

Cáucaso

La lucha en el Cáucaso fue iniciada por los rusos, que cruzaron la frontera turca y lograron un buen progreso, antes de que un contraataque turco a mediados de diciembre los empujara hacia atrás a través de la frontera, y luego bajo el control personal de Enver Pasha, más atrás, antes que ellos mismos. siendo rechazado por los rusos en la batalla de Sarikamish (29 de diciembre de 1914-3 de enero de 1915), lo que permitió a los rusos avanzar hacia Turquía, aunque no aprovechar al máximo llevó al nombramiento del general Nikolai Yudenich, uno de los mejores rusos. generales de toda la guerra. Pocas luchas significativas ocurrieron durante 1915, pero este período vio el inicio de las deportaciones armenias que llevaron al genocidio de los armenios que siguen causando controversia hasta el día de hoy. También vio a los rusos prepararse para su ofensiva de 1916, que duró de enero a abril de 1916, y vio a los rusos hacer grandes avances, moviéndose más de cien millas dentro de la frontera turca a lo largo del frente, y capturando el puerto de Trebisonda, un gran ayuda a su campaña. Un contraataque turco en junio-agosto de 1916 fracasó y la lucha terminó durante el año. En marzo de 1917, la Revolución Rusa cambió por completo la situación y los turcos pudieron desviar tropas para hacer frente a otras amenazas. Después de la revolución de noviembre, se firmó un armisticio entre Turquía y Rusia, pero cuando los turcos vieron al Cáucaso deshacerse del dominio ruso, decidieron intentar recuperar las áreas perdidas por los rusos en guerras anteriores, y a mediados de septiembre habían capturado Bakú, en el Mar Caspio, dándoles el control de una gran zona productora de petróleo. Lamentablemente para los turcos, esto ocurrió justo antes de la victoria aliada, y en noviembre de 1918 se vieron obligados a retirarse a sus fronteras originales.

Mesopotamia (Irak)

Un peligro presentado por los turcos era que podrían interrumpir el suministro de petróleo de Gran Bretaña desde Persia. Para evitar esto, la Oficina de la India envió una fuerza al mando del general John Nixon para asegurar la cabeza del golfo Pérsico, y para fines de noviembre de 1914 habían capturado Basora. Esto aseguró el oleoducto, y tal vez debería haber sido el final de esta campaña, pero Nixon y su subordinado, el general de división Charles Townshend, querían avanzar más por el Tigris hacia Bagdad. Obtuvieron permiso para hacerlo, y Townshend fue enviado río arriba, avanzando hacia Kut-el-Amara, más de la mitad de camino hacia Bagdad, donde derrotó a un ejército turco (batalla de Kut, 27-28 de septiembre de 1915) y ocupó el ciudad. Townshend quería detenerse aquí, pero ahora la oficina de la India decidió atacar Bagdad, y del 11 al 22 de noviembre Townshend marchó río arriba antes de llegar a Ctesiphon, donde los turcos lo rechazaron (batalla de Ctesiphon, 22-26 de noviembre 1915), y se vio obligado a retirarse a Kut, donde pronto fue asediado por los turcos (7 de diciembre de 1915-29 de abril de 1916). Después de tres intentos fallidos de relevarlo, Townshend se vio obligado a rendirse, junto con unos 8.000 hombres, permaneciendo en cautiverio turco durante el resto de la guerra. En agosto, Nixon fue reemplazado por el general Frederick Maude. A finales de 1916 había reconstruido su fuerza y ​​con 166.000 hombres inició otro avance por el Tigris. El 22-23 de febrero de 1917 ganó la segunda batalla de Kut, el 11 de marzo capturó Bagdad y el 27-28 de septiembre de 1917, después de un avance por el Éufrates, ganó la batalla de Ramadi (27-28 de septiembre de 1917), pero antes de que pudiera continuar. al norte del Tigris hacia los campos petrolíferos de Mosul murió de cólera (18 de noviembre de 1917). Fue reemplazado por el general William Marshall, pero no hubo una campaña más significativa hasta octubre de 1918, cuando se hizo un intento exitoso de capturar los campos petrolíferos de Mosul antes de que terminara la guerra, y Mosul mismo fue capturado el 14 de noviembre de 1918, después del final de la guerra.

Arabia

Quizás el individuo más famoso que surgió de esta parte de la guerra de T.E. Lawrence (Lawrence de Arabia), el oficial británico que ayudó a la revuelta árabe. En junio de 1916, Hussein, gran alguacil de La Meca, proclamó la revuelta. Un ataque a La Meca tuvo éxito rápidamente, pero la guarnición turca de Medina resistió hasta el final de la guerra. Ayudados por Lawrence, los árabes acosaron a los turcos en árabe. En 1918, los árabes habían aislado Medina y pudieron desempeñar un papel importante en las campañas finales del general Allenby en Palestina y Siria, tomando Damasco. Lawrence dimitió al final de la campaña, en legítima indignación por el maltrato de los árabes por parte de los británicos, que habían prometido el reino de Arabia a una serie de candidatos. El mismo Hussein en un momento se había declarado rey de los árabes y se le había prometido el Hejaz (la costa del Mar Rojo de Arabia), pero finalmente terminó como rey de Transjordania.

Egipto y Palestina

La campaña en Palestina se desarrolló a partir del deseo de proteger el Canal de Suez, la arteria vital del Imperio Británico. En enero-febrero de 1915, un ejército turco cruzó el Sinaí e incluso logró cruzar el canal antes de ser rechazado, y la amenaza de un futuro ataque ató a un gran número de tropas. En la primera mitad de 1916, los británicos extendieron sus defensas en el Sinaí y rechazaron un gran ataque en su cabeza de ferrocarril (Batalla de Rumani, 3 de agosto de 1916), y a finales de año habían llegado a El Arish, casi al otro lado del desierto. . El 8 y el 9 de enero de 1917, la batalla de Magruntein o Rafa puso fin a la presencia turca en el Sinaí y dejó a los británicos libres para concentrarse en Palestina. Después de dos ataques fallidos en Gaza (1ª Batalla de Gaza, 26 de marzo de 1917 y 2ª Batalla de Gaza, 17-19 de abril de 1917), el general Allenby fue puesto al mando y se le ordenó tomar Jerusalén antes de Navidad. Después de reorganizar la estructura de mando, ganó la Tercera Batalla de Gaza (31 de octubre de 1917), lo que obligó a los turcos a retirarse. A pesar de una fuerte defensa turca, organizada por el general von Falkenhayn, Jerusalén cayó el 9 de diciembre de 1917. Allí se vio obligado a detenerse, ya que su fuerza se debilitó para reforzar el frente occidental, pero en septiembre de 1918 pudo lanzar otro ataque. En este punto, los turcos habían establecido una fuerte línea de defensa, desde Jaffa en la costa hasta el río Jordán, aunque los británicos los superaban en número. Keeping his plans secret, Allenby launched a concentrated attack on the coast, burst through the Turkish line, sent his cavalry into the hinterland, and used his infantry to sweep up the remains of the Turkish line (battle of Megiddo, 19-21 September 1918). The resulting pursuit northwards was only ended by the Turkish surrender (30 October 1918).

Gallipoli


The Gallipoli campaign was one of the great military disasters of the war. Control of the Dardanelles, the narrow sea lane connecting the Black Sea to the Mediterranean, was essential if the allies were to get any aid to Russia. With Turkish entry on the side of the Central Powers that access was cut. The initial allied plan was to run a fleet up the Dardanelles to Constantinople and force the passage at gunpoint. This was attempted early in 1915, but the attempt was abandoned on March 18 after three old battleships were sunk by mines, and when probably close to success. A new plan was hatched, this time a landing on the Gallipoli peninsular. The first landings were made on 25 April 1915, but by this time the Turks had had time to improve the defences of the area, and it soon turned into a smaller version of the Western Front. By the end of the year it was clear that the plan had failed, and from November the evacuation began, ending with a perfect evacuation of the last 35,000 men on 8-9 January 1916 without any losses, one of the few well executed elements of the campaign.

The War at Sea

At the start of the war, the public on both sides expected a major naval battle to follow quickly. However, neither navy was overeager for the test. The Germans knew that they had the smaller navy, and would probably lose any test of strength, leaving their coast vulnerable to British bombardment. Meanwhile, the British were aware that a naval defeat would be a disaster with the potential to lose them the war, while a victory would be unlikely to give them victory. The two great battle fleets thus spent most of the war facing each other across the north sea, tensely waiting for a battle.

Las batallas

Those battles that did occur tended to confirm the German in their inaction. First was the battle of Heligoland Bight (28 August 1914), which began as an British attempt to stop German patrols, and escalated when the Admiralty sent in Cruisers from the Grand Fleet, and the Germans sent out some of their own Cruisers. The tide stopped any heavier German ships leaving harbour, and they lost three cruisers while the British lost none. This defeat, just off their coast, with the High Seas Fleet powerless, had a significant impact on German thinking, and the Kaiser decided to take a personal veto over any fleet actions. They were lucky to escape without greater loss at Dogger Bank (24 January 1915), where a German raid against British patrols was intercepted after naval intelligence learnt of it, and only escaped after British errors. Finally came the battle of Jutland (31 May-1 June 1916), the end of an era in Naval warfare as the last battle where the two battlefleets fought within eyesight of each other and with no airpower intervening. The battle was drawn, further proving to the Germans that they could not hope to defeat the Royal Navy, and maintaining British control of the North Sea, and thus maintaining the naval blockade of Germany.

Blockade of Germany

That Blockade was the most important aspect of allied naval strategy. Starting initial just against Germany, but soon expanded to include all neutral nations known to deal with the Germans, the allied blockade soon caused friction with the United States, who when it suited them could get very annoyed about any restrictions on the actions of neutrals, but that tension faded as trade with the allies made many Americans dependant on an allied victory for financial security. In Germany, the blockade had a slow, but eventually decisive impact within Germany, resulting in shortages of many basic goods, including, by the end of the war, essentials such as coal. One of the factors in the decline of the German army in 1918 was the presence of luxuries long gone from Germany in allies trenches captured in their great 1918 offensives.

Submarine Warfare

The main German answer to the Blockade was Submarine Warfare. From early 1915, German submarines engaged in a blockade of their own against ships in British waters, although with limited effect, and after the sinking of the Lusitania on 7 May 1915, Germany agreed not to attack passenger liners or neutral merchant ships, effectively removing the Submarine from the war. By 1917, Germany was becoming increasing convinced that the U.S. was already supporting the allies, and believing that the Submarine could bring Britain to her knees within months, Germany resumed full, unrestricted Submarine warfare on 2 February 1917. Two months later, provoked by this and the Zimmermann Note, American declared war on Germany. In the meanwhile, the Submarine came close to starving Britain out of the war. Stubbornly refusing to form convoys, the Admiralty left British and allied shipping scattered across the Atlantic, an easy target for the submarines, and losses were horrific, half a million tons sunk in February and 875,000 in April. Eventually, under the pressure of these losses, the allies were forced to use convoys, and they proved to be effective against the Submarine, with their escorts hunting down the submarines, combined with a huge campaign of mining that closed off the channel and also the gap from Scotland to Norway. By the end of 1917 the Submarine menace was over.

The Peace

The peace was never going to be a mild one. Years of devastation, and the huge losses of life saw to that. The Armistice agreement set the tone, and was in all but name a German surrender, with the Germans agreeing to evacuate all occupied territory and Alsace Lorraine, disarm, surrender their navy, and allow three occupied bridgeheads over the Rhine. When the Paris Peace Conference finally started on 18 January 1919, the mood was savage. Even President Wilson, who had been seen as the voice of reason, had been hardened by American losses. The French leader, Clemenceau, wanted to make sure Germany could never again threaten France. Lloyd George, who had already gained Britains pre-war aims before the conference, wanted to ensure a stable and prosperous Europe to aid British recovery after the war. It was Clemenceau who was came clossest to his aims. The Treaty of Versailles (28 June 1919), has ever since been seen as overly harsh, but the German demands if they had won would have been more severe, and included the annexation of Belgium and Holland, as well as large chunks of Eastern Europe. The main clauses of the treaty were German admission of war guilt; the loss of her overseas colonies; the return of Alsace-Lorraine to France, the Saar to be held by France until a 1935 referendum (when the overwhelming vote was to return to Germany), Schleswig to go Denmark, and most of Silesia to go to the newly reformed Poland; reparations of $56 billion (totally unrealistic), and finally that Germany would be disarmed, with an army of 100,000 men, the navy reduced to a coastal defence force, and no airforce at all. This was a war that saw over eight million military dead, and it is hardly surprising that the victors wished to make sure that Germany could never again threaten the peace of Europe.

Libros sobre la Primera Guerra Mundial | Índice de materias: Primera Guerra Mundial

Suggested Books



Primera Guerra Mundial

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Primera Guerra Mundial, también llamado Primera Guerra Mundial o Gran Guerra, an international conflict that in 1914–18 embroiled most of the nations of Europe along with Russia, the United States, the Middle East, and other regions. The war pitted the Central Powers—mainly Germany, Austria-Hungary, and Turkey—against the Allies—mainly France, Great Britain, Russia, Italy, Japan, and, from 1917, the United States. It ended with the defeat of the Central Powers. The war was virtually unprecedented in the slaughter, carnage, and destruction it caused.

What was the main cause of World War I?

World War I began after the assassination of Austrian archduke Franz Ferdinand by South Slav nationalist Gavrilo Princip on June 28, 1914.

What countries fought in World War I?

The war pitted the Central Powers (mainly Germany, Austria-Hungary, and Turkey) against the Allies (mainly France, Great Britain, Russia, Italy, Japan, and, from 1917, the United States).

Who won World War I?

The Allies won World War I after four years of combat and the deaths of some 8.5 million soldiers as a result of battle wounds or disease.

How many people died during World War I?

Some 8,500,000 soldiers died as a result of wounds or disease during World War I. Perhaps as many as 13,000,000 civilians also died. This immensely large number of deaths dwarfed that of any previous war, largely because of the new technologies and styles of warfare used in World War I.

What was the significance of World War I?

Four imperial dynasties—the Habsburgs of Austria-Hungary, the Hohenzollerns of Germany, the sultanate of the Ottoman Empire, and the Romanovs of Russia—collapsed as a direct result of the war, and the map of Europe was changed forever. The United States emerged as a world power, and new technology made warfare deadlier than ever before.

World War I was one of the great watersheds of 20th-century geopolitical history. It led to the fall of four great imperial dynasties (in Germany, Russia, Austria-Hungary, and Turkey), resulted in the Bolshevik Revolution in Russia, and, in its destabilization of European society, laid the groundwork for World War II.


HIST-205: The First World War, 1914-1918

This course examines the history and impact of this seminal catastrophe of the twentieth century: the First World War, 1914-1918. This course examines the history, as well as cultural, ideological and intellectual impact of the war. It focuses on Europe, Asia, the Middle East and the United States as well as on the revolutions that were caused by the war. The course discusses the historical context in which the war was fought and ended as well as how it impacted the history of the decades to follow the events of 1914-1918.

Academic programs for which this course serves as a requirement or an elective:

Course-specific student learning outcomes:

Program-specific outcomes

Methods by which student learning will be assessed and evaluated describe the types of methods to be employed note whether certain methods are required for all sections:

Academic Integrity policy (department or College):
Academic honesty is expected of all students. Any violation of academic integrity is taken extremely seriously. All assignments and projects must be the original work of the student or teammates. Plagiarism will not be tolerated. Any questions regarding academic integrity should be brought to the attention of the instructor. The following is the Queensborough Community College Policy on Academic Integrity: "It is the official policy of the College that all acts or attempted acts that are violations of Academic Integrity be reported to the Office of Student Affairs. At the faculty member's discretion and with the concurrence of the student or students involved, some cases though reported to the Office of Student Affairs may be resolved within the confines of the course and department. The instructor has the authority to adjust the offender's grade as deemed appropriate, including assigning an F to the assignment or exercise or, in more serious cases, an F to the student for the entire course." Read the University's policy on Academic Integrity opens in a new window (PDF).

Disabilities
Any student who feels that he or she may need an accommodation based upon the impact of a disability should contact the office of Services for Students with Disabilities in Science Building, Room S-132, 718-631-6257, to coordinate reasonable accommodations for students with documented disabilities. You can visit the Services for Students with Disabilities website.


In the background there were many conflicts between European nations. Nations grouped among themselves to form military alliances as there were tension and suspicion among them. The causes of the First World War were:

(1) Conflict between Imperialist countries: Ambition of Germany

  • Conflict between old imperialist countries (Eg: Britain and France) vs new imperialist countries (Eg: Germany).
  • Germany ship – Imperator.
  • German railway line – from Berlin to Baghdad.

(2) Ultra Nationalism

(3) Military Alliance

  • Triple Alliance or Central Powers (1882) – Germany, Italy, Austria-Hungary.
  • Triple Entente or Allies (1907) – Britain, France, Russia.

Note: Although Italy was a member of the Triple Alliance alongside Germany and Austria-Hungary, it did not join the Central Powers, as Austria-Hungary had taken the offensive, against the terms of the alliance. These alliances were reorganised and expanded as more nations entered the war: Italy, Japan and the United States joined the Allies, while the Ottoman Empire and Bulgaria joined the Central Powers.


THE FIRST WORLD WAR 1914- 1918 HISTORY GCE O LEVEL

The First World War started in July 1914 and ended in November 1918. It was fought between the Central Powers Versus the Allied Powers. The Central Powers included Germany, Austria. Hungary, Bulgaria and Turkey. The Allied Powers included Britain and her colonies, France and her colonies, Belgium, Russia, U.S.A, Italy, Japan and other countries. The war ended with the defeat of the Central Powers.

Causes of the First World War

una. Remote causes

1. The Scramble for colonies in Africa and Asia led to bitter international rivalries, and hatred that strained relations among the European powers. For example France and Germany clashed over Morocco and this strained their relations.

2. The formation of Military alliance such as the Triple Alliance of Germany, Austria- Hungary
and Italy and the Triple Entente France, Russia and Britain made war more likely because Europe was divided into two enemy military blocs. Members were bound to support their friends in times of trouble. For example Germany supported Austria- Hungary and France supported Russia.

3 The arms race or militarism was another cause of the war. Each of the European powers
wanted to have a military advantage over the others by extending the size of its army and massive arms build up. The most bitter arms race was between Britain and Germany over the building of powerful War ships known as Dreadnoughts.

4. Further more, there was international anarchy, that is the absence of an international
organization to settle world disputes peacefully. Therefore, when Francis Ferdinand was murdered in 1914, there was no international organization to settle the problem and this led to the outbreak of war.

5. Newspapers Propaganda also contributed to the outbreak of war. The newspapers promoted
jingoism arid published sensational news that poisoned relations among nations.

6. The growth of nationalism like in France where France was determined to recover Alsace
and Lorraine seized by Germany during the Franco- Prussian war of 1870- 71.

7. The attitude of Kaiser William Il of Germany nicknamed “L’Enfant Terrible also contributed
to the outbreak of the war. He created tension in Morocco during the Tangier Incident and the Agadir Incident. Again, he gave Austria his unconditional support, which encouraged Austria to attack Serbia thereby starting the First World War.

8. Another cause of the war was excessive patriotism. In the different countries there was
popular support for bellicourse or warlike policies that threatened the interest of rival nations. In Britain it was called jingoism, in France chauvinism, in Germany Pan-German-ism.

9. The decline of the Turkish Empire known as the “Sick man of Europe” made the Balkan a trouble spot and this is where the war actually started.

10. The rise of nationalism in the Balkan where Serbia wanted to unite all the Slays and create a Pan-Slavic state put Serbia on a collision cause with Austria- Hungary which sparked up the First World.

11. The immediate cause of the war was the assassination of the crown Prince of Austria, Francis
Ferdinand and his wife Sophia in Sarajevo the capital of Bosnia. They were murdered by a Serbian student Principe. Austria was annoyed and gave Serbia a 48 hour ultimatum.
That Serbia should suppress all societies organizing anti-Austrian propaganda.

That Serbia should dismiss all officials that Austria did not like

Serbia was to punish all those who were involved in the killings.

Serbia was to allow the Austrian police and officials to enter Serbia to ensure that all the
above conditions were met.

Serbia agreed to all the demands except the last demand which she suggested that it should be settled by an International Tribunal. Austria rejected the reply and on 28 July

1914, Austria declared war on Serbia and this started the First World War.


Official History of the New Zealand Effort in the Great War

The official history of the New Zealand Forces was written up in four volumes.

  • Volume I: The New Zealanders at Gallipoli, by Major F Waite, 1921
  • Volume II: New Zealand Division 1916-1919, The New Zealanders in France, by Colonel H Stewart
  • Volume III: Sinai and Palestine, by Lt Colonel C G Powles, 1922
  • Volume IV: The War Effort of New Zealand, Lt H T B Drew, 1923

Haga clic en el botón a continuación para obtener acceso instantáneo a estas hojas de trabajo para usar en el aula o en el hogar.

Descargar esta hoja de trabajo

¡Esta descarga es exclusiva para miembros de KidsKonnect Premium!
Para descargar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar la descarga.

Editar esta hoja de trabajo

La edición de recursos está disponible exclusivamente para miembros de KidsKonnect Premium.
Para editar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar a editar.

Los miembros Premium pueden editar esta hoja de trabajo mediante el software gratuito Google Slides en línea. Haga clic en el Editar botón de arriba para comenzar.

Descargar esta muestra

¡Esta muestra es exclusiva para miembros de KidsKonnect!
Para descargar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse gratis (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar la descarga.

World War I (WW1) also known as the First World War, was a global war centered in Europe that began on 28th July 1914 and lasted until 11th November 1918. The war lasted exactly four years, three months and 14 days. Before World War II began in 1939, World War I was called the Great War, the World War or the War to End all Wars. 135 countries took part in World War I, and more than 15 million people died. See the fact file below for more information about World War I.

World War 1 was a military conflict lasting from 1914 to 1918 which involved nearly all the biggest powers of the world. It involved two opposing alliances – the Allies and the Central Powers. The countries of the Allies included Russia, France, British Empire, Italy, United States, Japan, Rumania, Serbia, Belgium, Greece, Portugal and Montenegro. The countries of the Central Powers included Germany, Austria-Hungary, Turkey and Bulgaria.

The WW1 facts listed on this page are amazing and very interesting when you consider that the events happened in very recent history.

WW1 Facts for Kids

  • World War I triggered on June 28, 1914. World War 1 was triggered on 28 June 1914 by the assassination of the Archduke Franz Ferdinand of Austria and his pregnant wife Sophie. Archduke Franz Ferdinand of Austria was the nephew of Emperor Franz Josef and heir to the throne of Austria and Hungary. The assassination was planned by a Serbian terrorist group, called The Black Hand and the man who shot Franz Ferdinand and his wife was a Bosnian revolutionary named Gavrilo Princip.
  • A primary cause of WW1 was a difference over foreign policy. Although the assassination of Franz Ferdinand triggered WW1, that was only the immediate cause. Differences over foreign policy between the major world powers was the underlying cause of the war.
  • WW1 had many causes:
    • A tangle of alliances made between countries, to maintain a balance power in Europe, which brought about the scale of the conflict.
    • The Bosnian Crisis where Austria-Hungary took over the former Turkish province of Bosnia in 1909 angering Serbia.
    • Countries were building their military forces, arms and battleships.
    • Countries wanted to regain lost territories from previous conflicts and build empires.
    • The Moroccan Crisis where Germans were protesting in 1911 against the French possession of Morocco.

    More Interesting Facts about WW1

    • An explosion on the battlefield in France was heard in England. Most of World War One was fought in mud and trenches, but a group of miners would also dug underground tunnels and detonate mines behind the enemy’s trenches. In Messines Ridge in Belgium, these miners detonated over 900,000lbs of explosives at the same time, destroying the German front line. The explosion was so loud and powerful that it was heard by the British Prime Minister David Lloyd George – 140 miles away in Downing Street.
    • WW1 journalists risked their lives to report on the war. The Government tried to control the flow of information from the frontline during the war and journalists were banned from reporting. The War Office considered reporting on the war as helping the enemy and if journalists were caught, the faced the death penalty. A handful of journalists did risk their lives to report on the war and the harsh realities that the soldiers faced.
    • 12 million letters were delivered to the frontline every week. Even during times of war, it only took two days for a letter to be delivered from Britain to France. A purpose-built mail sorting office was created in Regent’s Park before the letters were sent to the trenches on the frontline. By the time the war ended, over two billion letters and 114 million parcels had been delivered to the trenches!
    • Plastic surgery was invented because of WW1. One of the earliest examples of plastic surgery came during World War I when a surgeon by the name of Harold Gillies helped shrapnel victims with terrible facial injuries. Shrapnel caused many facial injuries in WW1 and the twisted metal would inflict far worse injuries than the straight-line wounds of a bullet. Dr Gillies pioneered the early techniques for facial reconstruction.
    • The youngest British soldier in WW1 was just 12 years old. Over 250,000 underage soldiers were allowed to fight in World War 1. The youngest was a boy named Sidney Lewis who was just 12 years old but lied about his age to join. There were many thousands of underage boys who enlisted and most lied about their age. Some joined for the love of their country, while others did it to escape from the lives and the poor conditions they lived in.
    • Blood banks were developed during World War I. It was during WW1 that the routine use of blood transfusion was used to treat wounded soldiers. Blood was transferred directly from one person to another. In 1917, a US Army doctor by the name of Captain Oswald Johnson established the first blood bank on the Western Front. He used sodium citrate the prevent the blood from coagulating and becoming unusable. The blood was kept on ice for as long as 28 days and was transported when needed to casualty clearing stations for use in life-saving surgery on soldiers who had lost a lot of blood.
    • 9 out of 10 British soldiers survived the trenches. British solders were rarely in the firing line in WW1. They moved around the trench system constantly and were usually kept from the dangers of enemy fire. Most British soldiers life in World War I would have regular routine and boredom.
    • Army generals had to be banned from going ‘over the top’. One common stereotype is that ordinary solders were used by the higher ups – lions led by donkeys as the saying goes. The donkeys being the incompetent generals who didn’t spend any time on the frontline while thousands of solders – the lions – were killed. Actually, so many British generals wanted to fight and they had to be banned from going over the top because they were being killed and the experience of a general was too important to lose.

    World War 1 Worksheets

    COMPLETE 40 page guide to World War 1.

    This entire Unit plan will give your students or children the entire education they need on the Great War. With over 40 pages of challenging worksheets and activities, this is a comprehensive unit plan to use in any learning environment.

    Within this unit you will explore all aspects of WW1. From the background & the cause of WW1 right through to the conditions those soldier’s had to endure who were in the trenches. Students are also challenged at the end of each study guide with a number of unique worksheets. Each worksheet has been designed to specifically test the child’s knowledge and understanding of the Great War. Below are listed the main concepts that students may understand by the completion of these worksheets.

    Concepts taught in this unit plan

    • Students carefully read the text and answer challenging questions based on the accompanying study guide.
    • Variety of worksheets and concepts to expand the students mind and align with common core study criteria.

    Key learning points:

    • Highlight the severity & conditions men, women and children endured throughout the war
    • Encourages the student to apply knowledge learnt to their studies.
    • Engages their brain in critical thinking.
    • Worksheets aim to generate analysis and understanding of this historic subject.
    • The student will actively reflect on their studied and help them gain a deeper understanding of what conditions were like for those involved.

    This download includes the following worksheets:

    • Westward Expansion Facts
    • The Original Thirteen Colonies
    • Mapping the West
    • Native American Indian Tribes
    • Transportation and Communication
    • California Gold Rush
    • Pros and Cons of Expansion
    • U.S Presidents
    • Destino manifiesto
    • Wild Wild West
    • United States Today

    Vincular / citar esta página

    If you reference any of the content on this page on your own website, please use the code below to cite this page as the original source.

    Use With Any Curriculum

    These worksheets have been specifically designed for use with any international curriculum. You can use these worksheets as-is, or edit them using Google Slides to make them more specific to your own student ability levels and curriculum standards.


    From Vimy to Juno

    Explore the connections between Canada’s participation in the two world wars.

    Visitor Education Centre at the Canadian National Vimy Memorial (France)

    The new Canadian National Vimy Memorial opens to the public on Monday, April 10, 2017.

    Halifax Citadel national historic site of Canada

    Plan a trip to the Halifax Citadel, a strategic hilltop location chosen to protect the city in times of war.


    A five-star experience


    The effect of the First World War (1914-1918) on the development of British anaesthesia

    One of the greatest but also most unfortunate ironies in life is how modern medicine owes some of its existence to the deadly cancer of war. For those whose image of armed conflict is one of disease, death and destruction, this will no doubt be a surprise. However, these very conditions have allowed military surgeons and physicians unparalleled opportunities to experiment and develop using large and dependent populations of potential patients. The catalyzing effect of war has seen the ambulance, the hospital, plastic surgery, preventative medicine and penicillin as just a few products whose history is linked to war. This paper examines whether anaesthesia, and in particular British anaesthesia, can be added to this list when focussing on the First World War (1914-1918). The anaesthesia that was being practiced at the outbreak of the First World War had not drastically altered from that of the mid-nineteenth century. Old anaesthetics given via basic facemasks could be performed by many doctors specialists were rare. This situation, however, altered during the First World War. This is because the vast number of wounded in the war demanded the introduction of casualty clearing stations to help triage and treat the wounded quickly and efficiently. The workload of these 'mini hospitals' created specialist anaesthetist posts within the military. Once in place, the anaesthetists were able to help develop the relatively new concepts of blood transfusion and resuscitation. These were recognized to be vital against shock, something that had previously not been well researched or understood. While at the casualty clearing stations, Geoffrey Marshall readdressed this by studying the effects of different anaesthetic agents in varying amounts of shock. This work led to the popularity of nitrous oxide, ether and oxygen, which in turn stimulated interest in anaesthesia machines. Finally, the treating of facial wounds in casualties at the Queen's Hospital for facial and jaw injuries at Sidcup, highlighted the possibility of endotracheal intubation, a technique that had a drastic effect on the administration of anaesthetics. Although there were no new wonder anaesthetics, something which would not occur until the neuromuscular blocking drugs of the 1940s, many of these concepts moved into civilian anaesthesia and enabled British anaesthesia to be at the forefront of anaesthesia development for much of the twentieth century.


    Ver el vídeo: La Primera Guerra Mundial