Economía de Lesotha - Historia

Economía de Lesotha - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

LESOTO

PIB (2003): $ 1,43 mil millones.
Tasa de crecimiento anual (2003): 3,8%.
PIB per cápita (2003): $ 550.
Tasa de inflación media (2003): 10%.

Presupuesto: Ingresos .............. $ 56 mil millones Gasto ... $ 60 mil millones

Cultivos principales: trigo, maíz, sorgo, soja, remolacha azucarera.

Recursos naturales: plomo, zinc, estaño, cobre, hierro, petróleo.

Industrias principales: procesamiento de alimentos, vehículos de motor, bienes de consumo duraderos.

PNB NACIONAL

La economía de Lesotho se basa en el agua y la electricidad que se venden a Sudáfrica, la manufactura, los ingresos de la Unión Aduanera del África Meridional (SACU), la agricultura, la ganadería y, en cierta medida, los ingresos de los trabajadores empleados en Sudáfrica. Lesotho también exporta diamantes, lana y mohair. Lesotho está geográficamente rodeado por Sudáfrica y también económicamente integrado. La mayoría de los hogares subsisten de la agricultura o de la mano de obra migrante, principalmente mineros en Sudáfrica durante 3 a 9 meses. Las tierras bajas occidentales forman la principal zona agrícola. Casi el 50% de la población obtiene algún ingreso a través del cultivo de cultivos o la cría de animales, y más de la mitad de los ingresos del país provienen del sector agrícola.

El agua es el único recurso natural significativo de Lesotho. Se está explotando a través del Proyecto de Agua de las Tierras Altas de Lesotho (LHWP) de 30 años y multimillonario, que se inició en 1986. El LHWP está diseñado para capturar, almacenar y transferir agua del sistema del río Orange y enviarla a El Estado Libre de Sudáfrica y el área metropolitana de Johannesburgo, que presenta una gran concentración de industria, población y agricultura sudafricanas. La finalización de la primera fase del proyecto ha hecho que Lesotho sea casi completamente autosuficiente en la producción de electricidad y ha generado aproximadamente 24 millones de dólares anuales por la venta de electricidad y agua a Sudáfrica. El Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones y muchos otros donantes bilaterales financiaron el proyecto. Lesotho ha aprovechado la Ley de Crecimiento y Oportunidades para África (AGOA) para convertirse en el mayor exportador de prendas a los EE. UU. Desde el África subsahariana. Las exportaciones totalizaron más de $ 320 millones en 2002. El empleo alcanzó más de 50.000, lo que marca la primera vez que los trabajadores del sector manufacturero superan en número a los empleados del gobierno. Los inversores asiáticos poseen la mayoría de las fábricas.

Lesotho ha recibido ayuda económica de diversas fuentes, incluidos los Estados Unidos, el Banco Mundial, Irlanda, el Reino Unido, la Unión Europea y Alemania.

Lesotho tiene casi 6.000 kilómetros de carreteras sin pavimentar y modernas para todo clima. Existe una línea ferroviaria corta (de carga) que une Lesotho con Sudáfrica, que es totalmente propiedad de Sudáfrica y está operada por ella. Lesotho es miembro de la Unión Aduanera del África Meridional (SACU) en la que se han eliminado los aranceles sobre el comercio de mercancías entre otros países miembros, que también incluyen a Botswana, Namibia, Sudáfrica y Swazilandia. Lesotho, Swazilandia, Namibia y Sudáfrica también forman una zona común de control de cambio y moneda conocida como Zona Monetaria Común (CMA). El rand sudafricano se puede usar indistintamente con el loti, la moneda de Lesotho (plural: maloti). Cien lisente equivale a un loti. El loti está a la par con el rand


Lesoto

Resumen económico: PIB / PPA (2013 est.): $ 4.265 mil millones per cápita $ 2.200. Tasa de crecimiento real: 4.1%. Inflación: 5.0%. Desempleo: 25% (2008). Tierra cultivable: 10.14%. Agricultura: maíz, trigo, legumbres, sorgo, cebada. Mano de obra: 874.200 (2013) El 86% de la población residente se dedica a la agricultura de subsistencia aproximadamente el 35% de los asalariados varones activos trabaja en la industria y los servicios de Sudáfrica 14%. Industrias: alimentos, bebidas, textiles, confección de confecciones, artesanías, construcción, turismo. Recursos naturales: agua, tierras agrícolas y de pastoreo, diamantes, arena, arcilla, piedra de construcción. Exportaciones: $ 941,2 millones (2013 est.): Fabrica 75% (ropa, calzado, vehículos de carretera), lana y mohair, alimentos y animales vivos. Importaciones: $ 2.148 mil millones (2013 est.): Materiales de construcción de alimentos, vehículos, maquinaria, medicamentos, productos del petróleo. Principales socios comerciales: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Hong Kong, China, India, Corea del Sur, Alemania (2004).

Miembro de la Commonwealth of Nations

Comunicaciones: Teléfonos: Principales líneas en uso: 43.100 (2012) móvil celular: 1.312 millones (2011). Medios de difusión: 1 estación de TV de propiedad estatal y 2 estaciones de radio de propiedad estatal El gobierno controla la mayoría de las transmisiones disponibles del servicio de suscripción de televisión por satélite de medios de difusión privados de múltiples emisoras internacionales que se pueden obtener (2008). Proveedores de servicios de Internet (ISP): 11,030 (2012). Usuarios de Internet: 76,800 (2009).

Transporte: Ferrocarriles: ninguno. Carreteras: total: 5.940 km pavimentados: 1.069 km sin pavimentar: 4.871 km (2011). Puertos y puertos: ninguno. Aeropuertos: 24 (2013).

Disputas internacionales: Sudáfrica ha colocado unidades militares para ayudar a las operaciones policiales a lo largo de la frontera de Lesotho, Zimbabwe y Mozambique para controlar el contrabando, la caza furtiva y la migración ilegal.


Opciones de acceso

página 293 nota 1 Ward, Michael, "Economic Independence for Lesotho?", en The Journal of Modern African Studies (Cambridge), 5, 3, 09 1967, págs. 355 y 368.

página 293 nota 2 Para opiniones alternativas que enfatizan la política más que la economía, ver Weisfelder, Richard F., 'Lesotho: Changing patterns of dependennce', en Carter, Gwendolen M. y O'Meara, Patrick (eds.), Southern Africa: the crisis continua (Bloomington, 1979), Google Scholar y 'The Basotho Nation-State: what legacy for the future', en The Journal of Modern African Studies, 19, 2, 05 1981, pp. 221–56. CrossRefGoogle Scholar

página 294 nota 1 Para mayor discusión y referencias, ver Cobbe, J. H., "Growth and Change in Lesotho", en South African Journal of Economics (Braamfontein), 46, 2, 06 1978, págs. 135–53.

página 294 nota 2 Véase Palmer, Robin y Parsons, Neil (eds.), The Roots of Rural Poverty in Cental and Southern Africa (Londres, 1977).

página 294 nota 3 Leistner, G. M. E., Lesotho: Economic structure and growth (Pretoria, 1966), pág. 4 .Google Académico

página 295 nota 1 "La trampa de las 10 en punto de Sudáfrica", en The Economist (Londres), 4 09 1982, pág. 76 .Google Académico

página 295 nota 2 Gran Bretaña, Oficina de Relaciones del Commonwealth, Misión de Estudios Económicos a Basutolandia, Protectorado de Bechuanalandia y Swazilandia. Informe (Londres, 1960). Google Scholar

página 296 nota 1 Compilado a partir de diversas fuentes oficiales y no oficiales, así como estimaciones del autor, ninguna de las cuales debe considerarse probable que sea completamente exacta.

página 296 nota 2 Ward, loc. cit.

página 297 nota 1 Crecimiento de G.D.P. se cree que ha continuado a un ritmo de entre el 6 y el 8 por ciento anual real en 1980 y 1981, pero que ha caído a casi cero en 1982. Rakhetla, KTJ, 'Budget Speech Presenting the 1983/84 Estimates of Revenue and Expendinture' , Maseru, 1983, pág. 2 .Google Académico

página 299 nota 1 Compilado de diversas fuentes de Lesotho, Sudáfrica y secundarias.

página 300 nota 1 Supuestamente en 1975 se adoptó una meta del 50 por ciento de negros sudafricanos. "Manning the Mines", en Mining Survey, suplemento de Correo financiero (Johannesburgo), 22 10 1982, págs. 23 –4. Google Académico

página 300 nota 2 Los contratos eran muy breves en 1976, lo que refleja no sólo el lento ajuste de los gastos a salarios muy elevados, sino también la abolición de la Ley de amos y sirvientes, que permitía a los negros renunciar antes de que finalizaran sus contratos firmados.

página 300 nota 3 Sobre la unión aduanera, véase Cobbe, James, "Integration between Unequals: the Southern African Customs Union and Development", en World Development (Oxford), 8, 4, 04 1980, págs. 329-36.

página 301 nota 1 Reino de Lesotho. Primer plan quinquenal de desarrollo, 1970 / 71–1974 / 75 (Maseru, 1970), pág. 252. Google Académico

página 301 nota 2 En 1979-1980, el 10 por ciento superior de los agricultores de las tierras bajas y estribaciones de Lesotho producía cultivos con un valor medio muy por debajo de M400. Véase Cobbe, James, "Aspectos laborales del desarrollo rural en Lesotho", Instituto de Estudios Laborales, Documento de debate núm. 6, Maseru, 1982, pág. 10 .Google Académico

página 302 nota 1 Banco Mundial, Desarrollo acelerado en África subsahariana: un programa de acción (Washington, D.C., 1981), pág. 146 .Google Académico

página 302 nota 2 Reino de Lesotho, segundo plan quinquenal de desarrollo (Maseru, 1976).

página 303 nota 1 Estas son cifras del Banco Mundial: el Ministro de Finanzas de Lesotho estima que la ayuda total en 1982-3 fue de 115 millones de dólares, o alrededor de 74 dólares per cápita, lo que sugiere un aumento de quizás un 20% en términos reales desde 1979, aunque las cifras pueden no ser comparable. Rakhetla, op. cit. págs. 6–7.

página 304 nota 1 Las opiniones del Gobierno de Lesotho sobre las acciones de este tipo de Sudáfrica están bien documentadas en el Lesoto Semanal (Maseru). Aunque el ataque de diciembre de 1982 contra Maseru (en el que murieron 42 personas, 12 de ellos ciudadanos de Lesotho) es el incidente más conocido, en la última semana de marzo de 1983 continúa la violencia sustancial, los enfrentamientos armados con la policía y las fuerzas paramilitares de Lesotho, supuestamente involucrando al Sur El personal de la Fuerza de Defensa Africana se informó en seis lugares diferentes del país, “An Emeny Strikes Again”, en ibid. 1 de abril de 1983, pág. 1. Una discusión detallada de la política de Pretoria, sus posibles motivaciones y sus implicaciones, desde un punto de vista sudafricano, se encuentra en Geldenhuys, Deon, 'Recrossing the Matola Threshold: the "terrorist factor in South African's regional Relations', en South African Africa International (Pretoria), 13, 3, 01 de 1983, págs. 152 a 71. Geldenhuys parece apoyar la opinión de que las presiones económicas para lograr objetivos políticos, por ejemplo. restringir la migración desde Lesotho - debería ser utilizado más activamente por el Gobierno de Sudáfrica. Pertoria también se niega a renegociar la fórmula de ingresos de la Unión Aduanera, aparentemente también para presionar a Lesotho (entre otros).

página 305 nota 1 Ver Rakhetla, TJ, 'Budget Speech Presenting the 1982/83 Estimates of Revenue and Expenditure', Maseru, 04 1982. 8% en 1982-3, y un 12% proyectado en 1983-4 Rakhetla, 1983 Budget Speech, op.cit p. 8.

página 306 nota 1 Véase Wellings, Paul A. y Crush, Jonathan S., "Investigación sobre el turismo en el sur de África, con particular referencia a Lesotho", Instituto de Estudios del Sur de África, Roma, 1981.

página 306 nota 2 Esta tendencia, que existiría de todos modos debido a una infraestructura más desarrollada y una disponibilidad más fácil de insumos y servicios en otros lugares, se ve agravada por el generoso paquete de promoción de inversiones para Homelands en Sudáfrica, introducido después de la llamada Conferencia de Buena Esperanza. de abril de 1982, y el establecimiento en Sudáfrica del Banco de Desarrollo para África Meridional (que comenzará a funcionar en septiembre de 1983).

página 307 nota 1 Para un análisis de estos efectos de 'exposición', propuestos por primera vez explícitamente por Sandra Wallman, véase Cobbe, James, 'Emigration and Development in Southern Africa, with Special Reference to Lesotho', en International Migration Review (Nueva York), 16, 4, invierno de 1982, págs. 837-68 Google Scholar también Wallman, Sandra (ed.), Perceptions of Development (Cambridge, 1977).

página 307 nota 2 Emitida por el Comisionado de Impuesto sobre las Ventas en Radio Lesotho a principios de 1983, informada en una comunicación personal de David Ambrose, 3 de abril de 1983.

página 307 nota 3 Rakhetla, 1983 Budget Speech, op. cit. pag. 7.

página 308 nota 1 Un análisis más completo, con números ilustrativos, se encuentra en Cobbe, "Labor-Related Aspects of Rural Development in Lesotho", págs. 16-17. El presupuesto de 1983–4 asigna más de M9.5 millones de fondos de capital para este Programa de Autosuficiencia Alimentaria, aunque los planes requieren plantar sólo 40,000 acres, y si la sequía continúa, no se puede plantar ninguno. Rakhetla, 1983 Budget Speech, pág. 10. El intercambio de embajadores de Lesotho con la República Popular China, que tuvo como resultado la retirada de la Embajada de Taiwna y la asistencia técnica en mayo de 1983, puede llevar a que se le quite el énfasis a este programa, que fue apoyado firmemente por Taiwán.


Lesotho - Tasa de desempleo

Los Indicadores de desarrollo del Banco Mundial son las estadísticas anuales premium del Banco Mundial que compilan datos sobre el desarrollo. El IDM contiene más de 900 indicadores por país y cubre temas que incluyen la balanza de pagos, negocios, demografía, deuda externa, educación, turismo, impuestos, etc. La cobertura geográfica es de más de 150 países. Las series son anuales desde 1960.

Metodología

En un intento por crear conjuntos de datos comparables entre países, el Banco Mundial adoptó metodologías estrictas para su análisis cuantitativo para crear los Indicadores de Desarrollo Mundial (WDI). Estos métodos incluyen el uso de promedios y tasas de crecimiento para calcular el rango de tasas de crecimiento promedio y de mínimos cuadrados.

Los ingresos y los totales regionales también se estiman mediante la identificación de clasificaciones de países para las variables socioeconómicas. Tenga en cuenta que a muchos países en desarrollo les faltan datos. El WDI también ha instituido estrategias de agrupación para regiones, ingresos y préstamos. Esto ayuda a mantener las condiciones al investigar países en desarrollo.

Muchos de los conceptos de WDI son acciones o proporciones basadas en una población específica. Para estos, el universo se expresa como la última frase del descriptor de texto (precedido por la palabra "Como") y el descriptor de unidad se reduce a "%", por ejemplo:

Indicadores de desarrollo mundial: Cuenta en una institución financiera - Masculino - Como pct. de mayores de 15 años, (%)

Algunos de los conceptos utilizan medidas estándar pero descriptores de unidad no estándar:

  • US $ actuales
  • BOP, US $ actuales
  • % constante de 2005 en EE. UU.
  • crecimiento anual
  • LCU actual
  • LCU constante
  • PPA constante de 2011

Muchos de los conceptos de WDI utilizan medidas especializadas fuera de la serie típica de Data Buffet y requieren metadatos de descriptores de unidad especializados. Éstos incluyen:

  • Tonelada métrica = (Ths. Kg)
  • kt = (Mil. kg)
  • (millones de toneladas-km)
  • Cambio porcentual desde 1990 = (% Y / 1990)
  • Por 100 mil habitantes = (# por 100 miles de habitantes)
  • (% de la RNB)
  • (1 = sí 0 = no)
  • (1 = bajo a 6 = alto)
  • (1 = extremadamente ineficiente a 7 = extremadamente eficiente)
  • (0 = menos divulgación a 10 = más divulgación)
  • (Valores del indicador de tendencia SIPRI)

Revisiones

Los datos se actualizan al menos una vez al año, con posibles actualizaciones provisionales durante todo el año. Las revisiones pueden ser extensas y cubrir toda la historia.

Notas

El Banco Mundial puede eliminar los datos previamente disponibles y publicados si se cuestiona la calidad o integridad de los datos. Para obtener más detalles sobre lo que se ha eliminado, revisado y agregado, consulte el & # 160 Historial de revisiones & # 160 del Banco Mundial.

ETC significa que la serie incluye cualquier discrepancia estadística en el uso de recursos en relación con la oferta de recursos.

Debido a las restricciones de redistribución impuestas a Moody's Analytics, las series mostradas por el Banco Mundial & # 160Restricted & # 160Data & # 160 no se extraen en Data Buffet.


Lesoto: descripción general del mercadoLesoto: descripción general del mercado

Lesotho, con una población de 1,88 millones de habitantes, está geográficamente rodeado y económicamente integrado con Sudáfrica, de la que recibe aproximadamente el 80 por ciento de sus importaciones para el consumo final.

Lesotho celebró elecciones generales libres, justas y transparentes en febrero de 2015, en las que un gobierno de coalición de siete partidos, la segunda coalición en la historia de Lesotho, derrocó al gobierno de coalición gobernante. Las elecciones marcaron la segunda transición democrática y pacífica del poder entre partidos de Lesotho desde su independencia. Las elecciones siguieron a un período de inestabilidad tras los enfrentamientos entre la policía y el ejército el 30 de agosto de 2014, que llevaron al Primer Ministro a huir brevemente del país. En este contexto, Freedom House clasifica a Lesotho como "libre" en su Informe Freedom in the World de 2015, y Fitch actualizó su perspectiva de crédito soberano para Lesotho a estable, citando mejoras en la estabilidad política y la inversión en infraestructura.

El informe Doing Business del Banco Mundial de 2015 revela que Lesotho ha eliminado algunas restricciones vinculantes a la inversión privada, a pesar del impacto negativo de la reciente inestabilidad política y la posterior prórroga (suspensión temporal) del Parlamento en junio de 2014, que obstaculizó en gran medida la implementación de las reformas del clima de inversión. El país subió cuatro lugares de 97 a 93 en el área de registro de propiedad y dos lugares de 163 a 161 en el área de emisión de permisos de construcción. La Ley de Tierras de 2010 y el establecimiento de la Autoridad de Administración de Tierras han facilitado la transferencia de propiedad al agilizar los procedimientos y aumentar la eficiencia administrativa.

Lesotho es miembro de la Unión Aduanera del África Meridional (SACU) y, como tal, no paga aranceles para exportar mercancías a otros miembros de la SACU (Botswana, Namibia, Sudáfrica y Swazilandia). Con la excepción de Botswana, estos países también forman un área común de control de cambio y moneda conocida como el Área Monetaria Común (CMA). Dentro de Lesotho, el rand sudafricano se puede usar indistintamente con la moneda de Lesotho, el loti, ya que el loti está vinculado uno a uno (1: 1) al rand sudafricano. La paridad loti-rand proporciona cierto nivel de estabilidad económica, y el Gobierno de Lesotho también tiene un historial de aplicar políticas macroeconómicas prudentes.

Lesotho obtiene la mayor parte de sus divisas a través de los ingresos de la Unión Aduanera del África Meridional (SACU), las exportaciones de agua a Sudáfrica y, en menor medida, las remesas de los trabajadores migrantes empleados en Sudáfrica.

Lesotho tiene una inflación relativamente baja, alrededor del 5,4% a finales de 2014. La economía está impulsada principalmente por las exportaciones. Los principales productos de exportación son prendas de vestir, diamantes, agua, electricidad, lana y mohair. Los principales sectores económicos son la manufactura, la minería, la agricultura y los servicios.


Economía de Lesotha - Historia

Economía - descripción general:
Pequeño, montañoso y sin salida al mar por Sudáfrica, Lesotho depende de una base económica estrecha de fabricación textil, agricultura, remesas e ingresos aduaneros regionales. Aproximadamente tres cuartas partes de la población vive en zonas rurales y se dedica a la cría de animales y la agricultura de subsistencia, aunque Lesotho produce menos del 20% de la demanda de alimentos del país. La agricultura es vulnerable a la variabilidad meteorológica y climática.

Lesotho depende de Sudáfrica para gran parte de su actividad económica. Lesotho importa el 85% de los bienes que consume de Sudáfrica, incluida la mayoría de los insumos agrícolas. Los hogares dependen en gran medida de las remesas de los miembros de la familia que trabajan en Sudáfrica en minas, granjas y como trabajadores domésticos, aunque el empleo en la minería ha disminuido sustancialmente desde la década de 1990. Lesotho es miembro de la Unión Aduanera de África Austral (SACU) y los ingresos de la SACU representaron aproximadamente el 26% del PIB total en 2016; sin embargo, los ingresos de la SACU son volátiles y se espera que disminuyan en los próximos 5 años. Lesotho también obtiene regalías del Gobierno de Sudáfrica por el agua transferida a Sudáfrica desde un sistema de presas y embalses en Lesotho. Sin embargo, el gobierno continúa fortaleciendo su sistema tributario para reducir la dependencia de los aranceles aduaneros y otras transferencias.

El gobierno mantiene una gran presencia en la economía: el consumo público representó alrededor del 26% del PIB en 2017. El gobierno sigue siendo el mayor empleador de Lesotho en 2016, la masa salarial del gobierno aumentó al 23% del PIB, la mayor en África subsahariana. El empleador privado más grande de Lesotho es la industria textil y de la confección: aproximadamente 36.000 basotho, principalmente mujeres, trabajan en fábricas que producen prendas para exportar a Sudáfrica y Estados Unidos. La extracción de diamantes en Lesotho ha crecido en los últimos años y representó casi el 35% de las exportaciones totales en 2015. Lesotho logró un crecimiento constante del PIB a un promedio del 4,5% entre 2010 y 2014, cayendo a alrededor del 2,5% en 2015-16, pero la pobreza persiste generalizada alrededor del 57% de la población total.

Productos de agricultura:
maíz, trigo, legumbres, sorgo, ganado de cebada

Industrias:
alimentos, bebidas, textiles, confección, artesanía, construcción, turismo

Fuerza laboral - por ocupación:
agricultura: 86%
[ver también: Fuerza laboral - por ocupación - agricultura rangos de país ]
industria y servicios: 14% (2002 est.)
Nota: la mayor parte de la población residente se dedica a la agricultura de subsistencia aproximadamente el 35% de los hombres asalariados activos trabaja en Sudáfrica


Historia del conflicto y su impacto en el desarrollo de Basotho

La inestabilidad política en Lesotho puede atribuirse a la crisis institucional y al desorden constitucional desde la independencia [2]. Estos dos se ven agravados por la estructura de la economía, dado que el Gobierno de Lesotho desempeña un papel central como empleador preferido en el contexto de las limitadas oportunidades económicas privadas [3]. Los salarios del servicio público son un 43,0% más que los del sector privado y, por tanto, el sector representa el 60,0% del empleo del país [4]. Lo anterior explica por qué un número significativo de basotho migran, principalmente a Sudáfrica para buscar trabajo, o dependen predominantemente del gobierno para su sustento. Esto proporciona un entorno en el que prosperan las políticas de patrocinio. Además, el acceso al poder estatal se vuelve muy central como vehículo de acumulación tanto que la gente está dispuesta a usar la violencia para permanecer en el poder o asumir el cargo.

La inestabilidad política en Lesotho se remonta a 1970, cuando se celebraron las primeras elecciones posteriores a la independencia, donde el gobernante BNP perdió ante el Partido del Congreso Basutoland (BCP) de Ntsu Mokhehle. Sin embargo, el líder del BNP, Leabua Jonathan, se negó a ceder el poder, anuló las elecciones y se declaró Primer Ministro, en lo que fue el primer golpe "parlamentario" de Lesotho [5]. En 1973, Leabua Jonathan formó una Asamblea Nacional interina que duró hasta 1986, período que fue efectivamente un estado de partido único. Fue en la misma época que el sector de la seguridad se expandió y politizó con el fin de imponer la represión y el clientelismo [6]. La oposición, BCP, luchó incansablemente por un espacio político en el ínterin que culminó en un levantamiento en 1974. Algunos leales al partido incluso fueron enviados al extranjero para recibir entrenamiento militar y regresaron en 1979 para lanzar otra ola de insurgencia. En ambos casos, el gobierno de Leabua Jonathan respondió reprimiendo a los líderes del BCP y sus simpatizantes.

Las oleadas de conflicto entre 1970 y 1985 se reflejan en el ámbito económico como lo muestran las tasas de crecimiento promedio anual del PIB. Por ejemplo, mientras que en todo el período el crecimiento del PIB fue del 5,5%, en el período más turbulento de 1979-1985 se redujo a -0,8%. Esto también es un contraste directo con otro período de cuatro años de 1974 a 1978, donde el PIB creció un 10,3% [7]. A medida que la represión contra los miembros del BCP se intensificó, cientos de personas fueron desplazadas y algunas se vieron obligadas a exiliarse, incluido el líder del partido Ntsu Mokhehle, lo que tuvo un impacto negativo en sus medios de vida. Las actividades comerciales se vieron perturbadas de ahí el escaso crecimiento del PIB.

Durante el reinado de Leabua Jonathan, el apetito por el poder estatal creció entre los securócratas y los resultados son evidentes en la intromisión militar en la política de 1986 a 2000, y en gran medida incluso más allá. Después de una elección fallida en 1985, el ejército lanzó un golpe militar en 1986. Entre 1986 y 1993, Lesotho fue gobernado por el Consejo Militar bajo el mando del general Justin Lekhanya (hasta 1991) antes de ser depuesto por otro hombre fuerte militar, el general de división Phisoane Ramaema tras un motín. Los gobernantes militares obligaron al rey Moshoeshoe II a huir al exilio y lo reemplazaron con su hijo, el rey Letsie III.

Fuerza de Defensa de Lesotho

Si bien los militares cedieron técnicamente el poder al gobierno civil del BCP liderado por Ntsu Mokhehle después de las elecciones de 1993, su intromisión en la política se ha vuelto sistemática. Por ejemplo, el ejército estuvo muy involucrado en 1994 cuando el rey Letsie III organizó un golpe de "palacio" después de suspender temporalmente la constitución y tomar el poder del BCP. En parte, la queja del rey Letsie III con BCP era que el partido se negaba a reinstalar a su padre como rey. El impasse se resolvió después de una tregua negociada por Sudáfrica en la que el gobierno legítimo de Ntsu Mokhehle regresó al poder a cambio de reinstaurar al rey Moshoeshoe II.

Como se mencionó anteriormente, la crisis constitucional no solo ha borrado las líneas entre el gobierno militar y el civil, sino que también ha causado confusión entre los partidos políticos. Ntsu Mokhehle usó el desorden a su favor en 1997 cuando las divisiones dentro del gobernante BCP se volvieron irreconciliables. Se separó de dos tercios de los diputados para formar el Congreso para la Democracia de Lesotho (LCD). En el proceso dio un “golpe parlamentario” en el que permaneció como Primer Ministro hasta el final de su mandato en 1998 a expensas del BCP que tenía el voto popular. El LCD ganó las elecciones de 1998 con una victoria aplastante y Pakalitha Mosisili asumió el cargo de nuevo primer ministro. Con el sistema electoral “first-past-the-post”, los partidos políticos perdedores eran casi excluidos en los asuntos del país, por lo que el BCP se sintió privado de sus derechos. Fue en estas circunstancias que los partidos de oposición intensificaron las protestas y se volvieron violentos cuando la comisión de la SADC dirigida por Pius Langa había dado luz verde al resultado de las elecciones. Una vez más, el papel de los militares se hizo evidente cuando los oficiales subalternos se negaron a recibir órdenes para sofocar la violencia y los saqueos tras la disputada elección. Finalmente, hubo un motín que resultó en la intervención militar directa de Sudáfrica y Botswana. La intervención militar de la SADC terminó en 1999 y, mientras tanto, Lesotho fue gobernado por una Autoridad Política Provisional que duró hasta las elecciones de 2002.

Los trastornos políticos de 1985 a 2000 se reflejan en el frente económico, como lo demuestra la caída de la balanza de pagos negativa (balanza de pagos, a precios corrientes) y el crecimiento del PIB. Estos disminuyeron, respectivamente, de 142,2 millones de dólares EE.UU. y 9,4 por ciento en 1985 a una media de 62,5 millones de dólares EE.UU. y 4,9 por ciento de 1986 a 2000 [8]. De hecho, de 1990 a 2000 Lesotho tuvo una balanza de pagos negativa continua. En el punto álgido del conflicto en 1998, se dañaron propiedades por valor de ZAR 160,0 millones (aproximadamente USD 29,1 millones). Se cerraron 246 empresas, 400 trabajadores perdieron sus puestos de trabajo y murieron 100 personas, incluidos soldados [9]. La industria, que había subido al 60,5% en 1984, se deterioró a una media del 7,5% en 1985-1999 [10]. Por lo tanto, el período de conflicto e inestabilidad política afectó la producción local debido al cierre de las fábricas, lo que obligó al país a importar más de lo que exportaba. Además de eso, la infraestructura resultó dañada y, con más personas perdiendo sus trabajos, tuvo un impacto negativo en el gasto interno, lo que resultó en un desempeño económico deficiente.

En la época posterior al 2000, la constitución fue enmendada para permitir un sistema electoral proporcional. A través de él, se distribuyen 40 escaños de representación proporcional adicionales a los partidos políticos contendientes. La medida fue plausible, ya que trajo una calma relativa de 2000 a 2010. Condujo a dos elecciones pacíficas sucesivas, en 2002 y 2008, ambas ganadas por LCD. Cabe señalar también que el nuevo sistema electoral también dio origen a la política de coaliciones cuyas complejidades se abordan más adelante en este artículo. La estabilidad política en esta época se refleja en la confianza en la esfera económica, como lo demuestra la mejora de la IED, que pasó de una media de 20,26 millones de USD en 1986-2000 a 50,48 millones de USD en el período 2000-2010 [11]. El crecimiento del PIB también mejoró en esta era del 3,3% durante el período 1995-2000 al 4,8% en 2005-2010 [12]. Más aún, los ingresos también mejoraron como lo muestra el INB per cápita (corriente) que pasó de un promedio de USD 630,66 durante el período 1986-2000 a USD 1030 durante 2001-2010. En otras palabras, una época pacífica alentó a más inversores extranjeros a arar su dinero en Lesotho y también dio a las industrias nacionales una nueva oportunidad para mejorar la producción, lo que condujo a un crecimiento positivo del PIB.

Emblema de la Fuerza de Defensa de Lesotho

En el período posterior a 2010, la inestabilidad política a nivel microeconómico en Lesotho se ha convertido en sinónimo de los nombres de Pakalitha Mosisili y Thomas Thabane en el frente político, así como de Teniente Tlali Kamoli y Brigadier Maaparankoe Mahao en el lado militar. Además de los cuatro hombres fuertes, la política de coalición también ha provocado inestabilidad en el mismo período. Thomas Thabane asumió el cargo de Primer Ministro después de las elecciones de 2012 a través de la coalición liderada por la Convención All Basotho (ABC). Su mandato se truncó ya que las elecciones se adelantaron a febrero de 2015 en lugar de las programadas para 2017 debido a los disturbios dentro de la coalición [13]. En el centro del malentendido entre Thomas Thabane y sus socios de la coalición estaba la degradación de Tlali Kamoli como comandante de las Fuerzas de Defensa de Lesotho (LDF) y su reemplazo por Maaparankoe Mahao sin consulta.

Cuando Pakalitha Mosisili regresó al cargo como Primer Ministro en 2015 bajo la coalición liderada por el Congreso Demócrata, inmediatamente reinstaló a Tlali Kamoli como comandante del LDF y en el proceso degradó a Maaparankoe Mahao. El movimiento dividió las filas de los militares con los reclutas más jóvenes (más conocidos como Intake 21) que se dice que estaban detrás de Maaparankoe Mahao, mientras que la vieja guardia se puso del lado de Tlali Kamoli [14]. Bajo Tlali Kamoli, la impunidad en el frente militar se intensificó como lo demuestra la negativa a someterse al gobierno civil y fue en estas circunstancias que los soldados que cometieron delitos no fueron entregados a la policía. La naturaleza problemática de la superposición del grupo de seguridad con la política también se puede observar en la recomendación de la Misión de la SADC sobre el Reino de Lesotho de enviar a Tlali Kamoli, Maaparankoe Mahao y luego al Comisionado de Policía Khothatso Tsoona al exilio en lo que más tarde se denominó permiso de ausencia. de las escaramuzas en 2014 [15]. A los tres solo se les permitió regresar a casa después de las elecciones de 2015. Maaparankoe Mahao fue finalmente asesinado el 25 de junio de 2015 en una operación para arrestarlo tras falsas acusaciones de motín [16].

El nuevo reinado de Pakalitha Mosisili solo duró poco más de dos años (del 13 de marzo de 2015 al 8 de junio de 2017) cuando una vez más los socios de la coalición se volvieron contra él y aprobaron un voto de censura. Una elección hizo que Thomas Thabane regresara a la oficina bajo otra coalición de cuatro partidos políticos en septiembre de 2017. Un año después, Thomas Thabane estaba nuevamente en desacuerdo con sus socios de la coalición esta vez por el despido de Motlohi Maliehe como ministro de Turismo en agosto de 2018. y su posterior suspensión como presidente de ABC [17]. Además de eso, hay discusiones sobre los derechos otorgados al ciudadano chino de ser el único comprador de mohair, un medio importante de sustento para los agricultores de subsistencia. Los partidos de oposición también están en desacuerdo con Thomas Thabane después de la baja del presidente del Tribunal Supremo. Para demostrar su descontento, las partes se retiraron de la iniciativa de consolidación de la paz, la Misión Preventiva de la SADC en el Reino de Lesotho, que se desplegó en diciembre de 2017. Estos últimos malentendidos son un terreno fértil para otro estancamiento político en Lesotho.

La fragilidad política no es un buen augurio para el crecimiento del PIB y ha empeorado la situación en el ámbito del desarrollo. Como señaló el ministro de Finanzas en su discurso sobre el presupuesto de 2018, la paz y la estabilidad son la base sobre la que se pueden formular políticas de desarrollo exitosas y, por lo tanto, el tipo de coalición actual para asegurar el estado de derecho [18]. Invariablemente, el crecimiento del PIB sufre un golpe cuando hay trastornos políticos. While in the period 2005-2010 the growth rate reached its peak at 4.8%, it fell to an average of 4.2% in 2010-15 and worse still as political instability intensified from 2012-2017 the GDP growth went down further to 3.3%. Similarly, GDP per capita PPP (constant 2011) shows that it improved from USD 1626.8 in 1991-1999 to USD 2002.9 during the peaceful period of 2001-2009 [19] . The rapid turnover of government – three administrations in five years- brought policy uncertainty which in turn destabilises economic activities. That had a bearing even on BOP which plummeted from an average of USD 128.1 million in the peaceful years of 2001-2010 to -USD 184.7 million in 2010-2017. As the economy continues on an unfavourable trend, unemployment has remained high with a direct variation to poverty which remains high in Lesotho estimated at 57.0%. To compound the situation, Lesotho is one of the most unequal countries in the continent ranking in the top five with a Gini Coefficient of over 55 [20] . Wages have also continued to tumble, for instance in the manufacturing sector, a decrease of 19.1% was observed in the fourth quarter of 2017 compared the third quarter of the same year, with indications that the private sector salaries have remained stagnant since mid-2000s [21] .

The negative GDP growth has a bearing on education and health indicators. Education outcomes have either stagnated, or even worsened. For instance, literacy levels for people above 15 years which stood at 86.0% (adults) and 91.0% (youth) in 2000, dropped to 76.0% and 87.0% respectively in 2014 [22] . Life expectancy is at 56 years with health coverage of 67.0% and the government targets 100% by 2020, a target that might not be reached if the current ructions in Thomas Thabane-led coalition continue and lead to yet another vote of no confidence [23] .

While internal socio-political dynamics have impinged on growth and development in Lesotho, it is important to highlight that the country is exposed to a lot of external shocks. As an enclave, entirely surrounded by South Africa, it is no surprise that the bigger and only neighbour has disproportionate influence on GDP growth and even political stability. South Africa has been at the forefront of interventions in Lesotho to try and bring peace in 1994 1998 and post-2014. Recently when South Africa increased its VAT to 15.0%, Lesotho followed suit in what the minister of finance said was an effort to preclude smuggling [24] . That underlies the fact that Lesotho does not have a unilateral financial and tariff system but a multilateral one that hinges on its neighbours, especially South Africa. Lesotho has also heavily depended on SACU remittances, as part of the country’s revenue mix, which have however declined in 2018/19 by LSL 616.1 million (approx. USD 45.0 million) from its 2017/18 level. In fact, as percentage of GDP, SACU revenues fell from 20.3% in 2015/16 to 13.5% in 2016/17 [25] . The IMF has noted that there has been a volatility in the SACU revenues as a percentage of the GDP since 2013. Lesotho’s SACU revenue income averaged 20.2% of GDP from FY2013/14 to FY2017/18 and is projected to decrease to 16.3% in FY2018/19 before decreasing further to an average of 14.36% of GDP from FY2019/20 to FY2022/23 [26] . Planning becomes challenging when any part of revenue declines from as far as 24.0% to 13.2%. Therefore, while internal dynamics affect GDP growth and development in Lesotho, it must be pointed out that the country is susceptible to many external shocks, especially coming from South Africa.

To redress the challenges that Lesotho has been facing, there is a need for political stability which in turn will inform sound economic policies that can enhance development. The major sources of conflict have been the constitutional and institutional crises bedevilling the country. These have manifested through fights for political participation, legitimacy of government and distribution of resources [27] . At micro-level, military personnel and political elites have been at the centre of all the conflicts. The most turbulent period was between 1986 and 2000 in which military, royal and parliamentary coups occurred. Three military mutinies were also witnessed. In the same period lives were lost and unemployment increased to 37.0% compared to 32.5% in 2000-2009.

For the military, a constitutional and policy mechanism ought to be found to define their mandate and stop the overlap into politics. Mistakes such as demoting army commanders instead of retiring them need to be nipped. For the political elites, state power has been seen as pathway to economic accumulation and the contestation for this power turns into a zero-sum game, hence a need for constitutional reforms to dissuade them from wanting to take over power at all costs [28] . In that light, it may be prudent to have a limit of terms for Prime Ministers rather than having same faces swopping chairs like it has happened with Pakalitha Mosisili and Thomas Thabane. While the amendment of the electoral law brought about an element of political inclusion for the losing parties, it has ushered in unstable coalitions. There is a need to spell out clearly the roles of coalition partners so that they will not feel cheated, lest the country continue to experience quick turnover of governments. That is not good for economic stability as policy uncertainty erodes investor confidence. It is partly for that reason that GDP growth fell from 4.8% in 2005-2010 to 3.3% in 2012-2017.

SADC interventions must come up with sustainable solutions to guarantee personal freedoms instead of following a similar trend which invariably obtain similar results. Policies that enhance Basotho participation in the economy must be promoted. For instance, the textile and apparel sector which employs nearly 47,000 has failed to diversify in terms of sources of investment with control of the businesses in Taiwan and other Asian nationals, linkages with the Lesotho economy limited, and participation by indigenous investors non-existent [29] . In fact, 53.6% of manufacturing sector is fully foreign owned of which in the textile alone it accounts for 78.0% [30] . Financial inclusion remains a huge challenge for Lesotho as close to 35.0% of the population is either in informal or excluded from mainstream banking, hence access to loans remains a dream for many people [31] . Most of these challenges can be addressed with policy certainty, which however depends on political stability.


Lesotho - Country history and economic development

1600s. Sotho people arrive in present-day Lesotho, intermarry with the Khoisans, and establish trade links in Southern Africa.

1800. White traders introduce cattle. Boer pioneers usurp Sotho.

1820. Basotho emerge as Moshoeshoe the Great unites Sotho.

1860s. Boer wars and British intervention cost Basotho much of the western lowlands.

1880. The British gain control and prevent Lesotho's inclusion into the newly formed Union of South Africa, which spares Lesotho from apartheid.

1966. Basotholand becomes independent "Lesotho."

1970. The first prime minister, Chief Jonathan, is defeated at the 1970 poll he suspends the constitution, expels the king, and bans the opposition.

1983. South Africa closes Lesotho's borders after Jonathan criticizes South African apartheid, strangling the country economically.

1984. Lesotho Highlands Water Development Project (LHWDP) initiated.

1986-97. A period of political unrest, coups, and skirmishes between rebel troops and government loyalists. Moshoeshoe II eventually gains power then dies in a car accident.

1994. Lesotho joins the Southern African Development Community (SADC).

1998. Elections are held under alleged cheating. Fearing violence the government calls on SADC treaty partners (Botswana, South Africa, and Zimbabwe) to help restore order. South African troops enter the kingdom and heavy fighting engulfs Maseru. Eighty percent of the shops and other businesses are severely damaged.

2000. Government promises to call new elections and privatize more enterprise.


Sobre Lesoto

Beautiful, culturally rich, safe, affordable and easily accessible from Durban and Johannesburg, mountainous Lesotho is a vastly underrated travel destination.

This is essentially an alpine country, where villagers on horseback in multicolored balaclavas and blankets greet you round precipitous bends. The hiking and trekking – often on a famed Basotho pony – is world class and the infrastructure of the three stunning national parks continues to improve. An astonishingly beautiful country, this ‘Mountain Kingdom’ needs to be seen to be believed.

THE MAP OF LESOTHO

A BRIEF HISTORY

Lesotho was originally inhabited by local tribes of hunter-gatherers called the Khoisan. Later came the Bantu tribes and eventually the Sotho-Tswana peoples. In 1822 King Moshoeshoe I united the land under one rule for the first time. Lesotho (formerly Basutoland) was constituted as a native state under British protection by a treaty signed with the native chief Moshoeshoe in 1843.

It was annexed to Cape Colony in 1871, but in 1884 it was restored to direct control by the Crown. The colony of Basutoland became the independent nation of Lesotho on October 4th, 1966, with King Moshoeshoe II as sovereign . For the first 20 years the Basotho National Party remained in power. The country has since had changes in power and leaders with some protests and some unrest.


Lesotho - Consumer Price Index (CPI)

First published in January 1948, International Financial Statistics (IFS) has become the International Monetary Fund’s principal statistical publication. Acknowledged as a standard source of statistics on all aspects of international and domestic finance, IFS publishes, for most countries of the world, current data on exchange rates, international liquidity, international banking, money and banking interest rates, prices, production international transactions (including balance of payments and international investment position), government finance, and national accounts.

Available indicators normally include a country's exchange rates, Fund position, international liquidity, monetary statistics, interest rates, prices, production, labor, international transactions, government accounts, national accounts, and population.

Not all concept-geo combinations exist.

Metodología

The International Financial Statistics is based on various IMF data collections.

The data for the 10-year rate refers to the par yield rates. “Long term (in most cases 10 year) government bonds are the instrument whose yield is used as the representative ‘interest rate’ for this area. Generally the yield is calculated at the pre-tax level and before deductions for brokerage costs and commissions and is derived from the relationship between the present market value of the bond and that at maturity, taking into account also interest payments paid through to maturity.” (https://stats.oecd.org/index.aspx?queryid=86).

Terms of use

Copyright information (PLEASE READ!)

Copyright © 2003 By International Monetary Fund. Reservados todos los derechos. International Financial Statistics. The IMF represents that the International Financial Statistics (hereafter referred to as the Work) is original and has been or will be copyrighted in the United States and that such copyright shall be effected in compliance with the Universal Copyright Convention. All proprietary rights and author's rights in the Work are the property of the IMF. The IMF is the sole holder of the exclusive reproduction, distribution and adaptation rights, including the right of intangible transmission and communication of the Work. The IMF may grant additional rights in writing, upon request.

Usage limitations (PLEASE READ!)

Usage of the International Financial Statistics (hereafter referred to as the Work) information from the International Monetary Fund (IMF) is based on users acceptance of the following conditions:

  • To use the Work, for private or other personal use only and to refrain from any commercial distribution of the work or part of it.
  • To reproduce the Work or part of it in internal documentation (internal newsletter, newspaper, notes, etc.) or/and in documentation distributed to your own clients provided that the "IMF Source" is attributed.
  • Not to infringe upon the integrity of the IFS you have downloaded by mean of data transmission, and in particular to refrain from any act of alteration of the Work, such as abbreviation, reorganization, re-structuring thereof.

Download and usage of IMF data retrieved via Moody's Analytics, imply understanding and acceptance of the above copyright information and usage limitations.


Ver el vídeo: Discover Lesotho the Mountain Kingdom of Africa. 90+ Countries With 3 Kids